El Palacio de un antiguo Reino. Capitulo 1: Ocho siglos de historia.

Mañana 28 de marzo, se cumplen 10 años de la inauguración del Archivo General de Navarra por parte de los reyes de España, en el mismo lugar donde se hallaba el Palacio Real de Pamplona, del siglo XII. Uno de los hechos más dolorosos que ha sufrido nuestra ciudad en lo relacionado con el patrimonio histórico, es el que hoy nos ocupa.  Nos provoca una gran desazón comprobar cómo en unos pocos años,  se ha volatilizado uno de los edificios que más importancia ha tenido en los últimos 900 años. A pesar de la profunda tristeza que nos inunda el ahondar en este tema, en este primer capítulo os haremos un pequeño resumen de la historia del palacio. En una próxima entrega profundizaremos en sus últimos años antes de la reconversión en Archivo General: Las  intervenciones, demoliciones, catas arqueológicas, y el descubrimiento del original Palacio románico en muy buen estado.

escanear0001El Palacio abandonado, en los años 80. En la  parte inferior se ve el antiguo hospital militar antes de ser desfigurado en su reforma para la sede del Departamento de Educación.

El Palacio Real de Pamplona, se levantó en torno a 1189, aunque muchos autores afirman que es anterior. El rey Navarro Sancho IV “El Sabio” lo mandó construir, y fue sede Real y Episcopal durante los siglos en que Navarra era uno de los estados de Europa. Fue un gran  Palacio Románico, probablemente uno de los mejores ejemplos de arquitectura civil europea de aquella época. Desde aquí se dirimieron los avatares del reino, se gobernaba los territorios que actualmente comprende la CAV, y   Aquitania,  siendo la morada de todos los reyes navarros hasta la conquista castellana de 1512. Desde entonces, los virreyes y reyes  españoles lo ocuparon, y a partir de la abolición foral en 1841, los militares se instalaron en él. Lo denominaron  Palacio de Capitanía General hasta 1876 y Gobierno militar después.

4La entrada principal del Palacio, en 1905.

En 1971, el ejército presentó un proyecto para demolerlo por completo y hacer un moderno edificio en el solar. Afortunadamente, desde Príncipe de Viana se impidió el proyecto, y como consecuencia, en 1972, fue abandonado por los militares, 6 años después que la ciudadela. 4  años más tarde, en 1976, fue entregado por el ejército a la ciudad y declarado monumento histórico artístico. Cuando se iniciaron los estudios y proyectos para su rehabilitación, comenzaron los incendios provocados que destruyeron buena parte de los artesonados y parquets artísticos que contenía. A pesar de que los incendios se sucedían, y que según los bomberos todos ellos eran provocados, no se actuó ni poniendo vigilancia, ni protegiendo el edificio, ni iniciando proyectos de rehabilitación. Sólo en Octubre de 1983 hubo hasta 12 incendios, lo que dejó el edificio muy deteriorado. El expolio fue continuado, los robos y la destrucción generalizada.

patioEl patio interior, durante la época de abandono del edificio. Todavía se observan las zapatas artísticas sobre los pilares.

A pesar de todo, en 1987 se presentó un proyecto de restauración,  que conservaba el edificio en su integridad para convertirlo en museo de la historia de Navarra. Pero posteriormente se decidió destinarlo a Archivo General de Navarra y se encargó el proyecto al arquitecto Tudelano Rafael Moneo, sin concurso previo.  En 1994, antes de hacer público el proyecto definitivo, y unos meses antes de ser registrado como Bien de Interés Cultural (declaración que protege el edificio), se ejecutó la demolición del edificio, a excepción de los muros norte y oeste y la sala abovedada semisoterrada del siglo XII. Resulta curioso que se hiciera durante un puente foral y sin previo aviso, a  pesar de que ya se había iniciado la incoación de declaración de Bien de interés Cultural. Las obras del nuevo edificio no comienzan hasta 1998.

escanear0003Las ruinas del Palacio, sobre 1995, después de los derribos efectuados para la obra del futuro Archivo.

Es indudable que desde el punto de vista histórico, nos encontramos ante el edificio más importante de Pamplona, además del más antiguo, por tanto resulta incomprensible el abandono al que estuvo sometido durante años. Es habitual en otros lares poner vigilancia en edificios históricos, aunque estén sin utilización. Hay muchos puntos oscuros en este episodio, parece de hecho, que el Palacio estaba abocado a desaparecer aunque muchos ciudadanos apoyaban su mantenimiento. Quizá fuera el lugar de la memoria de la soberanía de Navarra, incómodo para los herederos de quienes expulsaron de él a sus legítimos  moradores .

DSCN1381La fachada principal del Archivo General de Navarra, con la torre de 12 alturas en primer término.

Se afirma que la esencia del edificio se mantiene, porque se han conservado los muros del primitivo edificio del siglo XII (cubiertos por piedra nueva de sillería) y alegan que las modificaciones posteriores son añadidos que no pertenecen a la construcción original.  Este argumento no basta para justificar su demolición, ya que hay que entender la construcción como un todo que ha sido construido durante ocho siglos y sufrido modificaciones en función de las necesidades de la época. A nadie se le ocurre derribar la catedral gótica de Pamplona porque son añadidos de la original Románica, o el Palacio Real de Olite del siglo XIV para conservar el original Palacio del XIII (hoy parador Nacional  turístico), o destruir el castillo de Javier para conservar la torre del homenaje, único vestigio del castillo del siglo X. Es evidente que el nuevo edificio construido, poco tiene que ver con el original.  En nuestra opinión, se tenía que haber hecho todo lo posible por llevar a cabo una restauración, o en todo caso, una reconstrucción lo más fiel posible a su aspecto original.

Por comparar con otros edificios similares conservados  en Navarra (fuera de aquí hay infinidad, incluso de mucho menos valor histórico artístico), el palacio de los Reyes de Navarra en Estella también del siglo XII y románico, se conserva con las modificaciones y recrecidos posteriores del XVIII gracias a su acertada restauración y hoy en día es un museo.

palacioFachada del Palacio de los Reyes de Estella.

Realmente el actual Archivo General de Navarra, es sin duda, una gran obra de arquitectura, de un muy prestigioso arquitecto. Y entendemos la necesidad de trasladar el Archivo a un nuevo edificio, sin la necesidad de que fuera éste. Pero para nosotros, fue una gran irresponsabilidad permitir el abandono del Palacio por excelencia de la capital del reino. Primero provocar su ruina, y segundo, promover sobre el original, un edificio que a la vista está que es de nueva construcción, desentonando bastante en su entorno e incompatible con el primitivo edificio. Construir una torre de 12 alturas en pleno centro histórico es una barbaridad manifiesta. La vista desde la Rochapea de todo el flanco de muralla desde el portal nuevo hasta el frente de Francia es espectacular, si no es por los dos edificios con cristaleras que destacan: el ascensor de descalzos y el Archivo General de Navarra. Al menos han tenido la decencia de no iluminarlo a las noches, dejándolo como un manchón negro entre la bonita vista que nos regala la vieja ciudad.

CRONOLOGÍA

  • 1189: Inicio de la construcción del Palacio Real de Navarra
  • 1512: Conquista de Navarra, pasa a residencia de Virreyes
  • 1841: Abolición foral, pasa a ser Capitanía General de Navarra.
  • 1876: Se cambia la denominación a Gobierno Militar.
  • 1972: Los militares lo abandonan.
  • 1976: Entrega a la ciudad. Declaración de Monumento histórico artístico.
  • 1977-1984: Comienza el expolio. Se provocan decenas de incendios. Se pierde parte de la riqueza arquitectónica, artesonados, tarimas, parquets…
  • 1987: Anteproyecto de restauración. Se conserva el edificio para museo. Primeras catas y excavaciones.
  • 1989: Declaración de Bien de Interes cultural.
  • 1990-1992: Se plantea el destino del edificio como parlamento.
  • 1993: Su uso pasa a Archivo General. Proyecto para Rafael Moneo.
  • 1994: Se derriba gran parte del edificio. Se destruye la mayor parte de lo que quedaba en pie.
  • 1995: Catas arqueológicas. Registro como Bien de Interés cultural
  • 1998: El 3 de Agosto se presenta el proyecto.
  • 1998-2003: Obras del nuevo edificio.
  • 2003: El 28 de Marzo, los reyes de España inauguran el nuevo Archivo General de Navarra, antiguo Palacio de los reyes de Navarra.

Ir al capítulo 2.

Fotos: Palacio Real de Pamplona (A.A.V.V) y Pamplona Histórica.

Anuncios

2 comentarios en “El Palacio de un antiguo Reino. Capitulo 1: Ocho siglos de historia.

  1. Hay un error muy gordo al afirmar que desde su construcción este palacio fuera sede de todos los reyes de Navarra hasta 1512. Es imposible que rey alguno de Navarra desde ese palacio pudiera dirigir a los territorios que entonces eran del reino y que ahora son la CAV porque el palacio no fue sede real hasta Blanca de Navarra, ya en el siglo XV. Sí fue sede del obispo de Pamplona durante decenios y uno de los motivos, su titularidad, la que desencadenó numerosas afrentas y rivalidades entre el rey y el obispo por ser palacio patrocinado por el rey en territorio propiedad del obispo.

    Entonces ¿residió Sancho el Fuerte aquí o en Tudela? ¿Y qué es del palacio de Olite para Carlos III? ¿Y el palacio real de Estella? ¿Y qué se dice de aquellos reyes que residieron fuera de Navarra y de dudosa legitimidad como Luis Hutin?

    Por cierto, el edificio más antiguo de Pamplona, al menos en los cimientos es la catedral y creo que es la mayor expresión de Navarra como Estado por lo tanto mucho más importante que este palacio. Por cierto ¿se sabe o se sospecha con algún dato fidedigno quienes pudieron provocar o idear los incendios?

    A pesar de todo te pido disculpas por el tono y porque creo que aún así es un gran artículo. Saludos!!

    • Gracias por tu comentario. En primer lugar, quiero comentarte que en la Edad Media, como sabrás, las residencias reales eran casi siempre itinerantes y que constan varias localizaciones como alojamiento regio en Pamplona, como la casa-hospital de la población de San Nicolás, el convento de Dominicos o de Santiago, el palacio del Arcediano, la Torre del Rey o de la cuchillería del Burgo de San Cernin… Además de otras propiedades menos frecuentadas como la torre redonda o el castillo que da nombre a la más famosa plaza Pamplonesa. La escasa y confusa documentación de la época hace difícil las constataciones fehacientes. Lo que es claro son las continuas disputas por su propiedad entre los monarcas y el obispado, y la documentación demuestra que ninguno de los dos cedió en sus pretensiones, y ambos utilizaron el palacio en distintas épocas.
      Así, hay una crónica escrita hacia 1405 que afirma que el rey Teobaldo I (sobrino y sucesor de Sancho VII el fuerte) y su hijo Enrique I murieron en el palacio de Pamplona, en 1253 y 1274 respectivamente. Luis Hutin, como dices, sucedió a Juana I de Navarra y a Felipe el Hermoso, y residió casi toda su vida en Francia ya que también era monarca Francés. Consta la audición de cuentas reales en 1347, con Felipe de Evreux. En época de Blanca de Navarra como dices, fue sede de la reunión de Cortes generales en 1427, y parece ser que consiguió la cesión de la propiedad, algo que no se puede confirmar, ya que los prelados lo ocuparon hasta 1491. De todas formas, mucho antes que esto ya se había utilizado como residencia del rey, así que tu dato no es del todo correcto. Aún así, es cierto que hemos simplificado demasiado al afirmar que desde su construcción fue sede real y que se gobernó los territorios que hoy en día ocupa la CAV, ya que la territorialidad en aquella época era un tanto etérea e incluso confusa según las fuentes, y es realmente difícil de resumir tantos siglos de historia.
      En cuanto a lo que preguntas de Carlos III, como ya sabrás, él mando construir el Palacio de Olite, que era la ampliación del castillo construido en el siglo XIII. Carlos III el noble, prefirió remodelar o ampliar y residir en otras residencias reales como Olite Tafalla o Tudela. Aun así, el Palacio de Pamplona era su residencia cuando se encontraba en Pamplona, como atestiguan numerosos documentos. El mismo afirmaba en 1394 que en el “Palacio del obispo” se encontraba su residencia en Pamplona. Hay que tener en cuenta que en la edad media las distancias suponían mucho más que ahora, y que, lógicamente, los reyes debían tener varias residencias en distintos enclaves de su reino.
      Lo que nosotros queríamos trasladar es que es un edificio desde el punto de vista histórico muy importante y símbolo de un reino. Fue el palacio real que construyó Sancho VI el sabio, primer rey de navarra, en la ciudad más importante que hasta esa fecha había dado nombre al reino. Creemos que su importancia está fuera de toda discusión y como navarros nos duele que no se hubiera hecho más por mantener su esencia y evitar la desfiguración del edificio. El artículo era un pequeño resumen de nuestro sentimiento, para no extendernos demasiado en fechas, datos y acontecimientos concretos.
      Con respecto a la antigüedad, puede que los cimientos de la catedral sean más antiguos que este palacio, aunque ya sabemos que la actual catedral gótica que sustituyo a la anterior románica se comenzó a construir más tarde, a finales del siglo XIII. Hablar de cimientos creemos es un poco arriesgado, ya que es muy difícil decir cuáles son los cimientos más antiguos en una ciudad con más de 2000 años de historia. Por supuesto que la Catedral tiene una importancia histórica indudable en el reino, aquí eran coronados los monarcas y la relevancia de la iglesia en la edad media es indiscutible. Pero en el artículo estamos hablando de un edificio civil, no religioso (es mucho más habitual que se conserven edificios religiosos que civiles), y el simbolismo que tiene hoy en día este edificio es muy diferente a la catedral.
      En cuanto a los incendios, no nos hemos inventado nada, tan solo hemos reproducido lo que hemos leído en hemerotecas, y era una forma de denunciar el abandono que sufrió. Este párrafo está sacado de un articulo de El País, que no tiene desperdicio y que fue publicado el 1 de Octubre de 1982, antes de los incendios más devastadores : “El palacio lleva diez años abandonado desde que quedó deshabitado, por inhóspito, en 1972. Diez años de abandono y vandalismo, que han logrado acabar con esta obra histórico-artística hasta el punto de que en el segundo piso del inmueble resulta peligroso andar. Los sucesivos incendios (siete en todo este tiempo, y todos ellos provocados, según los bomberos) han quemado una buena parte de las vigas de madera y, en algunos tramos, el suelo no aguanta ni cien kilos de peso”.
      Esperamos haber contestado a todas tus preguntas, ya ves que nos encanta debatir sobre estos temas.
      Por supuesto que respetamos todas las opiniones ya que los blogs son también de opinión y es normal que haya gente en desacuerdo. Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s